Razones por las que un e-DirCom no es un Community Manager

images (1)Hoy en día las marcas exitosas gestionan su comunicación integral con especial interés en el canal digital, pero: ¿por qué? ¿Quiénes son los profesionales detrás de su estrategia comunicacional?
En ediciones pasadas ya desarrollamos los beneficios de gestionar los activos intangibles en la dimensión digital. Esta vez nos proponemos distinguir los roles del e-Dircom y el Community Manager (CM), ambos implicados en la comunicación digital de las marcas con sus públicos, muchas veces confundidos, o ignorados. Del mismo modo que un juego deportivo requiere de un DT y jugadores habilidosos, el e-Dircom y el CM, juegan para la empresa atentos al público.
El CM es el responsable de una comunidad virtual, en la dimensión online, actúa diariamente como auditor de la marca y moderador de contenidos en los medios sociales. Mientras, que el e-DirCom, es un gestor de procesos comunicacionales digitales más profundos y complejos, cuya reflexión y hermenéutica holística le permite ensayar nuevas estrategias. Su intervención profesional es vital em la generación de información estratégica en el plano simbólico, abre múltiples posibilidades para una mayor diferenciación de las marcas en una sociedad (sobreinformada y caórdica); establece los lineamientos integrales de la comunicación corporativa. Su gestión ayuda a potenciar las acciones de marketing, publicidad, comunicación interna y todos los esfuerzos comunicacionales que despliega una empresa para darse a conocer.

Sin embargo, sus roles son diferentes pero se retroalimentan. El CM es el ejecutivo de la estrategia de comunicación digital planteada por el e-DirCom. Ambos necesitan intercambiar información, datos y observaciones para contrastar patrones de conducta, tendencias en la web y conocer especificidades del paradigma actual, proyectando la comunicación futura de esa marca.

Por eso, se considera fundamental definir una estrategia de comunicación digital partiendo de la comprensión del escenario socio-cultural, los consumos tecnológicos y los espacios de entretenimiento de esos públicos. El análisis de estas variables permitirá conocer cuál es la lógica estructurante de cada público.

En suma, el e-DirCom no es un “técnico” ni “operario” o “ejecutivo” de la comunicación, sino un lector de la realidad y un estratega. Quien impulse esta tarea para gestionar marcas deberá demostrar capacidad de análisis, síntesis y evaluación de esos procesos comunicacionales en los que se inserta.

Actualmente, la nueva configuración del entorno tecnológico y social, ofrece un panorama lleno de oportunidades, el cual exige repensar el rol de un profesional que integre talento estratégico, agregue valor, contenido y creatividad a las comunicaciones.

Las “empresas digitales” seguramente podrán proyectar una imagen positiva más rápidamente que una organización tradicional negada al proceso de cambio del paradigma comunicacional, si aprovechan en forma conjunta las habilidades y competencias del e-dircom y CM.

Por último y para reflexionar: ¿Su empresa tiene un plan para actuar dentro del proceso de convergencia digital? ¿Cuenta con un equipo de especialistas dentro o fuera de su organización? ¿Cuál es su auto diagnóstico de situación? ¿Su marca está preparada para transitar la nueva Era 4.0?

Lic. Yésica M.Bernardou, estudió en la Facultad de Cs. Sociales de la Universidad de Bs. As. y desde el 2005 dirige su propia Consultora Visión Empresarial Comunicación.
Se dedica a la investigación sobre nuevas tecnologías de la información y comunicación para la gestión de marcas exitosas en la nueva era 4.0
. www.visionempresarial.info