Sustituto de la madera revoluciona el mercado de la construcción

base-fotos3 Recowood presento al mercado un nuevo material reciclado, versátil, innovador y ecológico con gran campo de aplicación ya se impone como la tendencia constructiva del 2016. Resistente, fácil de limpiar, sin mantenimiento, no es tóxico y no se degrada.
Recowood, es una novedosa propuesta para diseñar, construir y proyectar como se hace habitualmente con la madera pero sin generar daño medioambiental. Se trata de un material reciclado, un compuesto a base de PEBD, PEAD y PP, mezclados en proporciones NO homogéneas, porque al ser materiales reciclados post-industriales impresos de diversas industrias de peso ligero de poliéster claro, el cual simula a la madera en sus diferentes dimensiones y aspectos aptos para diversos usos a la intemperie, resistentes al sol, al agua y al paso del tiempo. Puede trabajarse como si fuera madera pero con las ventajas del plástico, dando así como resultado productos finales con grandes prestaciones para los distintos rubros: jardinería, ambientes, mobiliario, espacios urbanos, etc.
base-fotos4Los beneficios que presenta este material son la durabilidad, ya que rinde 5 veces más que la madera tradicional. Es fácil de limpiar y no requiere mantenimiento alguno. Es ergonómico de fácil manipulación, evitando la acumulación de bacterias, parásitos y agentes contaminantes. Los aspectos diferenciales que presenta con la madera tradicional son su esterilidad, a prueba de putrefacción, no variable, aislante a prueba de agua, evita el desgaste y no se ve afectado por los productos químicos, facial de lavar y desinfectar. Son altamente resistentes a mordeduras de animales, insectos y hogos, libre de astillas.
Los nuevos perfiles plásticos se fabrican de distintas secciones, partiendo desde perfiles estándar hasta desarrollos a la medida de las necesidades del cliente. Ideal para diseñar espacios urbanos, modernos y principalmente amigables con el medio ambiente. Cabe destacar que con el uso de este tipo de productos se evitar la tala indiscriminada para transformar los residuos plásticos en este material reciclado. El uso de madera tradicional genera deforestación de bosques y la incrementación de residuos en vertederos. Además la deforestación también afecta a la fauna de la región afectada en su supervivencia. La tala indiscriminada también provoca calentamiento global y emisiones de dióxido de carbono con menor calidad del aire.